Mano de Obra INtensiva

Vías con Inclusión Social & Mano de Obra Intensiva

Pro-Road desarrolló un sistema de ejecución vial que impulsa el empleo.

Durante la ejecución del proyecto para la pavimentación y mejoramiento de la vía Chalán – La Ceiba, el Grupo de Empresas Pro-Road implementó por primera vez una modalidad de ejecución con mano de obra intensiva cumpliendo la normativa del INVIAS.

El contexto socioeconómico de Colombia exige de manera contundente la generación de empleo. En este contexto fue implementado un piloto para la ejecución de obras con mano de obra intensiva. La modalidad de ejecución fue diseñada en base a los lineamientos de generación de empleo de países Africanos en procesos de pos-conflicto. Las técnicas fueron adaptadas a las condiciones y herramientas locales con gran éxito.

“Teníamos que hacer un tratamiento superficial doble, además cumpliendo con la normatividad del Instituto Nacional de Vías, cosa que añadía un nivel de dificultad a el piloto” explicó el Ingeniero Manuel Álvarez, Director de Proyectos de Pro-Road. “Fue necesario volvernos creativos y aprovechar al máximo las herramientas y tecnología que había disponible, que además era poco. Hicimos todo implementando herramientas básicas como palas, carretillas, un compactador manual y un imprimador manual.” Aclaró el Ingeniero.

Este tipo de obras cambian por completo el esquema de ejecución de obras viales, en particular, el tratamiento superficial que usa el sistema Pro-Road. En escenarios de alta influencia mecánica, normalmente se tiene una planta seis a ocho personas por frente de obra. Con las metodologías de mano de obra intensiva se incrementa este número de 25 a 30 personas por frente. Lo destacable de esta metodología es que es posible tener controles rigurosos para garantizar la calidad y los rendimientos no se ven afectados se manera sustancial cuando hay varios frentes ejecutores.

Con técnicas innovadoras como estas, que no necesariamente significan innovación tecnológica, sin todo lo contrario, es posible generar obras con mayor impacto social. Lo anterior se traduce en comunidades empoderadas de sus obras públicas y además mayor desarrollo social ya que parte de la riqueza se queda en manos de las personas.

2 comentarios

    • Gracias Luna, de esto se trata una parte de nuestro trabajo, «el Darwinismo de la construcción», adaptarla al contexto.

Deja un comentario